Reglas del juego

Resumen

La baraja

Reparto de las cartas y secuencia de juego

'Abrir' el juego

Combinaciones

Puntuación

 

Página inicial

Resumen

Es un juego para dos, tres o cuatro jugadores. El juego es siempre individual. El objetivo del juego es deshacerse del máximo número de cartas posible, de las 14 que inicialmente se reparten a cada jugador, ganando la partida quien primero se queda sin ninguna. Para ello los jugadores construyen secuencias de al menos 3 cartas consecutivas del mismo palo (conocidas como escaleras), o conjuntos de cartas del mismo valor y distinto palo (conocidas como tríos). Una vez construidas, las escaleras y trios se exponen en la mesa, pudiendo los jugadores colocar cartas en las combinaciones de los demás para, de esta forma ir descartándose.

Cuando un jugador se queda sin cartas termina la partida y obtiene 0 puntos. El resto de los jugadores suman los puntos de todas las cartas que tienen en la mano (tanto si están combinadas como si no), acumulándose con los de partidas anteriores. El juego termina cuando todos los jugadores menos uno, que es el ganador, superan un número de puntos establecido de antemano, normalmente 100. Si un jugador rebasa esta puntuación pero queda más de uno por debajo del límite máximo, el jugador que se ha excedido se repesca (se dice que se reengancha) con el número de puntos que tiene el jugador que más puntos tiene. 


La baraja

Se juega con dos barajas de poker español. Cada baraja contiene:

  • 52 cartas de cuatro palos (oros, copas, espadas y bastos), con 13 cartas cada palo: As, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, sota, caballo y rey.

  • 3 comodines.

Valor de las cartas:

  • 11 puntos para el as, excepto cuando se encuentra en una combinación as-dos-tres, en cuyo caso vale 1 punto.

  • Su valor numérico para las cartas comprendidas entre el dos y el diez.

  • 10 puntos para la sota, el caballo y el rey.

  • Los comodines valen lo que vale la carta a la que sustituye. Cuando se suman puntos de cartas en la mano el comodín vale 25 puntos.


Reparto de las cartas y secuencia de juego

El encargado de dar las cartas reparte catorce a cada jugador, deja el resto boca abajo en la mesa (mazo) y coloca una adicional descubierta en la mesa (descartes). Comienza el juego el jugador siguiente o "mano". En el juego que presentamos el sistema reparte las cartas siempre y cada jugador es "mano" por turnos, dependiendo del orden de juego establecido de antemano. 

Cada turno de juego se compone de varias acciones que deben ser realizadas por el jugador correspondiente en orden. Las acciones son:

  • Tomar carta: El jugador debe tomar una carta, bien del mazo (entonces se dice que 'roba') o bien de la pila de descartes (en este caso toma la carta que tiró el jugador anterior o la carta inicial si es el primer turno). Existen limitaciones para tomar la carta de la pila de descartes que se explican más adelante.

  • Extender combinaciones: Una vez que ha tomado carta, el jugador, si lo desea, puede extender en la mesa una o más combinaciones. Las reglas para la formación de combinaciones se explican más adelante.

  • Colocar cartas: El jugador, si lo desea, puede colocar cartas en las combinaciones extendidas en la mesa (propìas o de otros jugadores), añadiendo nuevas cartas a las mismas o sustituyendo cartas por comodines. Las acciones de extender y colocar puede hacerse simultáneamente excepto en el proceso de apertura inicial que se explica más adelante.

  • Descartarse: Una vez que el jugador ha terminado de Extender y Colocar echa una carta en la pila de descartes. Esta acción es obligatoria si el jugador tiene cartas en la mano. Si no le quedan (debido a que las haya colocado todas) se termina la partida.

  • Si al jugador le quedan cartas en la mano, el turno pasa al siguiente jugador. Si no le quedan, termina la partida y se procede al recuento de puntos.


'Abrir' el juego

Cuando un jugador tiene todas las cartas en la mano (14) y extiende combinaciones por primera vez se dice que 'abre' o 'baja' su juego. Para que un jugador pueda 'abrir' es necesario que la suma de todas las cartas que extiende sea al menos de 51 puntos. Si no alcanza esta cantidad no puede extender ninguna carta. Una vez que ha abierto, en posteriores turnos de juego, puede extender otras combinaciones sin limitaciones de puntos.

El hecho de que un jugador haya abierto tiene implicaciones en dos aspectos del juego muy importantes, que son:

  • Si un jugador no ha abierto no puede tomar carta de la pila de descartes. Obligatoriamente tiene que 'robar' carta (tomar la carta del mazo). Una excepción parcial a esta norma es que, sin haber abierto,  puede tomar la carta de la pila de descartes, para a continuación (en el mismo turno de juego) abrir su juego.

  • Si un jugador no ha abierto no puede colocar cartas en las combinaciones extendidas de otros jugadores (ni cambiar cartas por comodines). Esta acción si puede llevarla a cabo en el mismo turno de juego en el que abre.

Si un jugador inicia el proceso de 'abrir', pero se da cuenta de que no tiene los puntos necesarios (al menos 51), debe recoger las cartas, devolver a la pila de descartes si ha tomado carta de ahí y 'robar' carta.


Combinaciones

Las combinaciones pueden ser:

  • Escaleras: Al menos tres cartas del mismo palo en secuencia. Por ejemplo cinco-seis-siete de bastos. Se admite que después del rey pueda colocarse un as. (Pero detrás ya no puede colocarse el dos). Si la escalera tiene tres cartas, solo puede haber un comodín.

  • Trios: Al menos tres cartas del mismo valor, pero distinto palo. Por ejemplo Cinco de Oros, cinco de copas, cinco de bastos. En un trio no puede haber dos cartas del mismo palo, por lo que como máximo sólo puede haber cuatro cartas en una combinación de este tipo. Cuando la combinación tiene tres cartas sólo puede haber un comodín.


Puntuación

Un juego consta de varias partidas o manos en donde van sumándose los puntos de cada una de ellas. Cuando un jugador 'cierra' (se queda sin cartas) consigue 0 puntos, y los demás deben sumar el valor de las cartas que tienen en la mano, según el criterio de valoración dado anteriormente. Hay que notar que se suman los puntos de todas las cartas que se tienen en la mano tanto si forman parte de una combinación completa como si no. Los comodines valen siempre 25 puntos.

Antes de comenzar el juego se determina el límite de puntos, que normalmente es 100. Cuando un jugador superá esta barrera al finalizar una partida se repesca (se 'reengancha') asumiendo los mismos puntos que el jugador que más puntos tiene. Cuando todos los jugadores, menos uno superar el límite se termina el juego siendo el ganador el único que no supera este límite y que además es el que ha ganado la última partida.

Página inicial