CJAS animado


Principal
Noticias
Nuestros servicios
Estadísticas


Métodos preventivos
Tratamiento Postcoital
Consulta Ginecológica
Embarazo no deseado
S.I.D.A.
Otras enfermedades


Preguntas-Respuestas
¿Cuánto sabes?
Consulta en línea?


Recursos
Libros recomendados
¿Quieres colaborar?
Evaluanos
Ver libro de visitas
Firmar libro de visitas
Buscar
Agradecimientos


ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

Comprenden varios tipos de enfermedades que normalmente se transmiten o contagian durante las relaciones sexuales con penetración. Las principales vías de transmisión son las mucosas de la boca, los órganos genitales y el ano durante la relación coital.

Están causadas por virus, microbios, gérmenes microscópicos, y bacterias. Algunas enfermedades transmitidas sexualmente apenas presentan síntomas apreciables al inicio, lo que quiere
Bicho decir que una persona infectada puede seguir  propagando la enfermedad durante mucho     tiempo, sin ni siquiera ser consciente de     ello. Además las enfermedades de   transmisión sexual pueden afectar a la  persona repetidamente porque no generan protección y no hay vacunas contra ellas.
Bastantes ETS, si no se tratan, pueden ocasionar serias y permanentes consecuencias como ceguera y esterilidad.

Muchos de los síntomas no son fácilmente detectables, y con el tiempo se pueden extender a diversas partes del organismo. Los síntomas incluyen: picores, inflamación de los órganos genitales, escozor al orinar, trastornos menstruales, dolores abdominales, ulceras en las zonas de contacto, secreciones vaginales y purulentas de la uretra, etc. Por ejemplo, en el caso de la sífilis, que evoluciona por etapas, en ocasiones los síntomas desaparecen, dando la falsa sensación de curación, pero la enfermedad progresa si no se trata, conllevando graves consecuencias. Entre las ETS se encuentran las siguiente : gonorrea, clamidiasis, sífilis, herpes, condiloma, tricomoniasis, candidiasis... y el VIH/SIDA.

El tratamiento precoz es fundamental, ya que cuanto antes se realice, menor riesgo habrá de que conlleve problemas permanentes. Todas las ETS (excepto el SIDA) pueden ser curadas, además el diagnóstico y el tratamiento no suelen ser ni dolorosos ni costosos. Para conseguir ayuda se puede acudir al medico de atención primaria, a especialistas en ginecología, obstetricia, dermatología y urología. También se puede solicitar ayuda en centros de planificación familiar y centros especializados en enfermedades de transmisión sexual. En el caso que se diagnostique una ETS, es importante avisar a la pareja o parejas con quienes se hayan mantenido relaciones sexuales recientemente. Informarlas de la enfermedad que se tiene y de la posibilidad que puede haber de contagio, aunque no tengan síntomas. Es recomendable que acudan al medico y sigan sus instrucciones y prescripciones.

Prevenir es el mejor modo de evitar las ETS. El preservativo, tanto masculino como femenino, es el método mas eficaz contra estas enfermedades, porque actúa como barrera. En algunos casos, las cremas y óvulos espermicidas son también eficaces. También es importante evitar cualquier contacto sexual con una persona que tenga una ETS hasta que esté curada.