Bailes de playa

Traducción de: Manel Martí
Fecha de recepción del artículo: 16/5/01
Fecha de entrega: 21/5/01
Revisado por: Rosa Girona
Asesorado por: Enric Àngel
Fecha: 8/6/2001
Título en italiano: I balli da spiaggia
Título en español: Bailes de playa

********************************************************************

BAILES DE PLAYA

Para relajarnos y divertirnos mientras desarrollamos una actividad física

Nos ayudan a relacionarnos con los demás, son fáciles, divertidos y constituyen un excelente método para hacer ejercicio. Cada verano, los bailes de playa –en grupo o en pareja– vuelven a "estar de moda". La oferta es muy variada: podemos elegir entre la última bomba del momento, como la canción del verano pasado La Bomba, los ya clásicos bailes de los años sesenta, otros típicos de nuestro país como La Raspa o La Yenca, o las danzas latinoamericanas. Se bailan en las discotecas, salsotecas y salas de baile aunque también pueden disfrutarse en la misma playa. Y no requieren ninguna ropa en especial: si se quiere, el bañador es suficiente.

SALSA • LIMBO • HULLY GULLY • BOOGIE-WOOGIE

ESPECIAL BAILES

LA SALSA

Es el baile en pareja por excelencia. Reproduce un ritual de cortejo donde intervienen las miradas, las caricias, las provocaciones…

Bailar salsa es como cortejar a la amada, empleando la gestualidad que brinda esta danza para escenificar un diálogo entre enamorados. Los bailarines apenas se tocan mientras evolucionan en círculos al ritmo de la salsa, el más emblemático de los bailes latinos en pareja .

• En realidad, la salsa nace como expresión de los sentimientos de un pueblo; se practica en numerosos países latinos, ya sea para comunicar una noticia como para celebrar cualquier acontecimiento, incluso de carácter religioso. En Cuba se ha convertido quizás en una pequeña válvula de escape que permite burlar la represión y la censura imperantes, pero que sobretodo aúna el espíritu y el desenfadado carácter festivo de sus habitantes.

• Su gran versatilidad proviene de los estilos y los ritmos que utiliza, siempre muy variados y distintos entre sí.

MULTITUD DE TRADICIONES

La salsa es la danza en pareja de origen latinoamericano más bailada en todo el mundo. En ella confluyen las tradiciones de América central y meridional puesto que tanto se baila en Venezuela como en Colombia, en Panamá o Puerto Rico como en Cuba. Con toda seguridad este ritmo nació en Cuba, a principios del siglo veinte. En esa época se llamaba "son" y era un baile más lento y elegante que la rumba, con su característico ritmo de percusión legado de los antepasados africanos. A partir de los años 20 ya empieza a hablarse explícitamente de salsa, en el sentido de que integra y mezcla las tradiciones de los distintos pueblos caribeños. (2)

MÚSICA DISCO

La salsa concede una libertad que otras danzas no permiten. De hecho, sus movimientos pueden emplearse también en la discoteca para bailar temas de Ricky Martin, Jennifer Lopez o Jarabe de Palo, aunque en realidad el más famoso intérprete de salsa es Tito Puente, aclamado como la gran estrella latina desde los años 60. Es una música muy rápida: se ejecuta según una estructura de 4/4, a una velocidad de 48 o 50 compases por minuto: las distintas figuras se bailan siguiendo el patrón: 1,2,3,4-1,2,3,4.

El caso de la salsa portorriqueña es distinto, pues se empieza a contar a partir del segundo compás, manteniéndonos parados durante el primero.

LOS PASOS

La pareja empieza entrelazada. Las parejas se sitúan cerca unas de otras, de frente: el hombre toma con su mano izquierda la mano derecha de ella. La mano derecha del hombre se apoya entre el omoplato izquierdo de la mujer y las caderas, la mano izquierda de ella se apoya entre el brazo derecho y el hombro de él. Desde esta posición las parejas pueden iniciar la secuencia de los pasos base.

El paso que a continuación se describe, es compartido por otro baile latino llamado Mambo, que tampoco difiere en exceso de otro primo hermano, el cha-cha-cha.

ALEGRÍA Y RELAX

Es un baile que transmite alegría y nos libera del estrés y de las tensiones nerviosas provocadas por la rutina cotidiana. Sus pasos han de producirnos un efecto similar al de un buen paseo a paso ligero, impulsándonos a mover todo el cuerpo, sobre todo los brazos, los hombros, la espalda y las caderas (3). El secreto para bailar bien la salsa consiste en saber escoger los movimientos y, acto seguido, liberarse de los cánones que obligan a una excesiva rigidez en las posiciones que más se utilizan. En la salsa los movimientos han de ser ligeros, coordinados y armoniosos. Una vez aprendidos, permiten exteriorizar los sentimientos, aportando seguridad y confianza en uno mismo.

1. HOMBRE: avanzar con la pierna y el pie izquierdos. El movimiento de las piernas se combina con el de la cadera, que se desplaza en sentido contrario al de los pies: o lo que es lo mismo, en este primer movimiento la cadera debe elevarse hacia la derecha.

MUJER: retroceder con la pierna y el pie derechos y elevar la cadera hacia la izquierda.

2. HOMBRE: picar con la punta del pie derecho sobre el suelo.

MUJER: picar con la punta del pie izquierdo sobre el suelo.

3. HOMBRE: juntar los pies: la pierna izquierda vuelve al centro.

MUJER: juntar los pies. La pierna derecha vuelve al centro.

4. HOMBRE: retrasar la pierna derecha apoyando la punta del pie. La cadera se alza a la izquierda.

MUJER: avanzar la pierna izquierda apoyando la punta del pie. La cadera se eleva a la derecha.

5. HOMBRE: picar con la punta del pie izquierdo sobre el suelo.

MUJER: picar con la punta del pie derecho sobre el suelo.

6. HOMBRE: volver a desplazar la pierna derecha (4) hasta el centro. Los pies están juntos de nuevo.

MUJER: volver a desplazar la pierna izquierda hasta el centro. Los pies están juntos de nuevo.

ROPA SEXY

Colores alegres y líneas sexy: éstas son las reglas que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir la vestimenta. Para las mujeres, vestidos que dibujen la figura, faldas cortas, largas o con abertura lateral, que subrayen y enfaticen los sinuosos movimientos de las caderas. Los zapatos de las bailarinas suelen ser de tacón fino, de 6 cm de altura. Los hombres también pueden usar ropa cómoda y de colores vivos.

EL LIMBO

Es una verdadera danza acrobática donde se combinan la excitación del juego con las ventajas que aportan sus movimientos

Más que de un baile, se trata de una auténtica danza acrobática digna de ser practicada por atletas en perfecta forma física. Hablamos del limbo, una danza tribal originaria de África Occidental, que en la actualidad se practica de muy distintas formas según sea su lugar de procedencia.

• Lo baila una sola persona cada vez. La tradición exige que el danzarín imite los movimientos de un esclavo que lucha por recuperar su libertad. Hombres y mujeres descienden bajo la línea de los infiernos para volver a emerger a la luz y liberarse de su cautividad. Entre los nativos africanos esta danza también poseía una importante significación religiosa.

• Antiguamente, el limbo era un medio de asistir, dar ánimo y guiar el espíritu del difunto hacia el mundo de los antepasados, adonde éste debía encaminarse para encontrar la paz. Esta danza llegó posteriormente al Caribe, donde evolucionó hasta convertirse en el baile espectacular y cargado de sensualidad que hoy conocemos, y que se ha extendido a todo el mundo occidental.

RITMOS AFROCUBANOS

El limbo se baila acompañado de una música muy rítmica, interpretada con instrumentos de percusión de origen africano y caribeño. En el espectáculo participan únicamente dos personas tocando la percusión, dos encargados de bajar la pértiga a cada serie que se ejecuta y un bailarín. El sonido de los tambores aumenta de intensidad conforme va descendiendo el bastón –mientras el bailarín danza debajo de éste–, y al final de cada espectáculo. En la actualidad el calypso es uno de los ritmos más utilizados para acompañar tan singular exhibición, aunque también puede utilizarse música africana de percusión, e incluso músicas del Rock’n’roll clásico como el Limbo Rock de Chubby Checker, por ejemplo.

LA PREPARACIÓN

Antes de atreverse con el limbo es imprescindible calentar a fondo todo el cuerpo. Tonificar y estirar los músculos contribuye a mantenerlos más fuertes y elásticos.

1. ESTIRAR LOS MÚSCULOS DE LOS HOMBROS moviéndolos por separado hacia delante y hacia atrás, y a continuación ambos a la vez. Por último, hacer rotar los hombros como si se trazaran pequeños círculos imaginarios . Primero adelante, después hacia atrás.

2. ESTIRAR LOS MÚSCULOS PECTORALES (5) moviéndolos por separado hacia delante, a la derecha, hacia atrás, a la izquierda. Repetir el ejercicio 10 veces. Practicar movimientos circulares del busto, en el sentido de las agujas del reloj y a continuación en sentido contrario.

3. ESTIRAR LOS MÚSCULOS DE LA ESPALDA extendiendo los brazos hacia arriba, como si intentáramos asirnos a algo.

4. PARA CALENTAR LOS ABDOMINALES superiores: con las piernas semiflexionadas, llevar las manos hasta las rodillas sin doblar excesivamente la espalda. Volver a la posición inicial y repetir el ejercicio 10 veces.

5. MOVER LAS CADERAS VARIAS VECES HACIA DELANTE, a la derecha, hacia atrás y a la izquierda. A continuación dibujar un círculo con las caderas, comenzando por la derecha y después hacia la izquierda.

6. APRENDER A RESPIRAR DE FORMA CORRECTA: inspirar y espirar facilita los movimientos, aporta flexibilidad a los músculos y hace que el ejercicio físico resulte menos fatigoso.

DESAFÍO ENTRE AMIGOS

Bailar el limbo puede convertirse en una divertida forma de pasar unas horas junto a los amigos, aprovechando de paso las ventajas que aportan sus movimientos y la excitación que despierta este juego. El desafío consiste en ser capaz de pasar bajo la pértiga cuándo ésta se halle situada a la menor altura posible del suelo. En realidad competir con los otros "bailarines" sirve de estímulo añadido para mejorar nuestras propias capacidades y nuestro rendimiento físico. Para ponerse a prueba mediante este baile basta con tener algo entrenados los músculos abdominales y los de la espalda.

EL LOOK

En África el limbo se baila muy ligero de ropa. En las islas del Caribe los bailarines usan, a lo sumo, una camisa de colores llamativos. Conviene evitar las prendas voluminosas, que podrían hacer caer la vara mientras se está pasando por debajo. Los movimientos de las piernas y de las rodillas requieren ropa muy cómoda: en este sentido, el traje de baño resultaría la prenda ideal. Lo mismo puede decirse del calzado: si se baila en la playa o en un prado, lo mejor es ir descalza para tener un buen contacto con el suelo y evitar resbalones. Si se practica en una pista, el calzado más adecuado son una sandalias bajas o zapatos con la suela de goma.

LOS PASOS

1. Aproximarse a la barra dando pasos cortos y bailando al ritmo de la música.

2. Separar lentamente las piernas mientras se continúa avanzando a pequeños pasos, hasta que la apertura de las piernas sea superior a la longitud de los hombros.

3. Aproximándose progresivamente a la barra, flexionar lentamente las piernas para empezar a pasar por debajo, arqueando la espalda hacia atrás.

4. Comenzar a atravesar la barra, procurando que la parte interna de los pies soporte la mayor parte el peso, mientras se siguen flexionando las piernas.

5. Continuar pasando por debajo del listón, mientras se arquea la espalda cuidando de que el peso del cuerpo recaiga sobre la pelvis, las caderas y las piernas, que permiten mantener el equilibrio gracias a que siguen estando muy separadas.

EL HULLY GULLY

El baile que en los años 60 hizo enloquecer a tantos jóvenes, vuelve a estar en el candelero con su ritmo tan exquisitamente veraniego

Edoardo Vianello con su canción "los Vatussi" dio lugar al nacimiento de un nuevo baile que irrumpió con fuerza en las pistas Italianas, de ahí su origen. Fue un éxito de los primeros años sesenta en Italia mientras en América los jóvenes perdían la razón al ritmo del rock and roll o del twist. Se trata, por supuesto, de una danza deliciosamente estival.

UN HIT DE LOS 60

Para bailar el hully gully es indispensable una música de ritmo 4/4 a una velocidad de 30-40 compases por minuto. Lo ideal sería recuperar las melodías originales que en el pasado dieron origen a este baile de numerosos temas de Edoardo Vianello, Marcello Ferial, o Los Tokens. Pueden también utilizarse temas como Wooly Bully de Sam The Sam & The Pharaohs u otros temas del Rock clásico de tempo lento.

LAS REGLAS

El hully gully es un baile de grupo que también puede bailarse en pareja. La danza se desarrolla en una sola secuencia de pasos muy simples. La regla consiste en seguir los pasos del compañero y moverse al ritmo de la música. El resto de movimientos son totalmente libres: los bailarines pueden bailar en cualquier punto de la sala con tal de que los pasos describan un cuadrado imaginario: libertad total también en lo que se refiere a los movimientos de los brazos, que pueden levantarse o mantenerse extendidos delante del cuerpo mientras se agitan a cada cambio de paso. Esta última posibilidad ayuda a seguir mejor el ritmo de la música.

LOS PASOS

1. Cargando el peso del cuerpo sobre la pierna izquierda, los bailarines flexionan la rodilla de la pierna derecha, apoyan el pie derecho, hacen girar ligeramente el busto hacia la derecha. Se inclinan hacia delante y pican de palmas. A continuación, repiten el mismo paso en la dirección contraria.

2. La pareja da 1/4 de vuelta a la derecha, flexiona la rodilla derecha, levanta la mano derecha y se lleva la izquierda hasta la nuca. A continuación, se repite el mismo movimiento hacia la izquierda.

3. El hombre y la mujer dan 1/4 de vuelta a la derecha, levantan la rodilla derecha colocando la punta del pie hacia abajo, dan un pequeño salto adelante con la pierna izquierda y baten palmas. Repetir el paso a la izquierda.

4. Los bailarines dan 1/4 de vuelta a la izquierda, abren ligeramente las piernas al tiempo que flexionan la izquierda. Los brazos se abren y se mantienen a la altura de la cintura.

5. La pareja se mantiene en la posición 4, uniendo los pies y manteniendo los brazos extendidos.

6. Última posición: el hombre y la mujer dan 1/4 de vuelta, abren ligeramente las piernas y extienden los brazos hacia delante. Desde esta posición la pareja puede volver al punto de partida, comenzando por el paso número 1.

PIERNAS TONIFICADAS

El hully gully se basa en una serie de movimientos donde se ven implicadas, sobre todo, las piernas. Por eso este baile aporta un beneficioso efecto tonificante sobre la musculatura de los muslos (músculos cuadríceps), las pantorrillas y los tobillos.

• Por la absoluta libertad de sus movimientos, es útil para superar las inhibiciones provocadas por el miedo a errar los pasos o para vencer la timidez.

• Bailar el hully gully favorece la expresión corporal y contribuye a liberar las tensiones psicológicas ocasionadas por el estrés, la fatiga y los bloqueos físicos que provoca el exceso de trabajo o un estilo de vida sedentario.

ESTILO CAPRI

Máxima libertad también en cuanto al modo de vestir. Para lanzarse a un desenfrenado hully gully sólo necesitaremos ropa que nos permita desarrollar los movimientos con soltura: para ella, vestidos y faldas acampanadas, pantalones de estilo Capri o un modelo más. También él puede apuntarse sin problema alguno a las tendencias estéticas de aquella época.

ESPECIAL BAILE

EL BOOGIE-WOOGIE

Se caracteriza por movimientos rápidos donde se suceden las cabriolas, los cambios de posición y los contoneos de piernas

El boogie- woogie consiste en un ritmo cautivador, vertiginoso, de rápidos movimientos que los bailarines ejecutan volteándose, cambiando de posición, cimbreando las piernas. Es la danza de jazz que triunfó en los Estados Unidos durante los años 30. El Boogie-Woogie, rhythm & blues y el Country fueron los precursorer del Rock and Roll, de ahí que sus pasos fundamentales sean comunes a los del Rock and Roll.

• Para volver a estar de actualidad ha bastado la película El talento de Mr. Rypley, de Anthony Minghella, donde los protagonistas se excitan al ritmo de la canción de Carosone "Tu vuò fa l’americano".

ORÍGENES OSCUROS

No es posible establecer una paternidad precisa en referencia al boogie-woogie. Lo más probable es que en su gestación participara más de una persona.

• Entre los primeros solistas norteamericanos cabe recordar a Clarence "Pinetop" Smith, que en 1928 grabó el célebre disco "Pinetop’s boogie-woogie, evolución musical del triste blues negro a un rítmico blues alegre y bailable, que en sus comienzos era tocado al piano en locales nocturnos.

• En Italia y en Europa el boogie-wogie no llegó hasta después de la segunda guerra mundial, introducido por las tropas americanas de liberación. Los europeos se sintieron seducidos de inmediatos por este baile tan "liberador".

EMPEZAR EN SOLITARIO

Antes de lanzarse a bailar es conveniente dedicar media hora a calentar todo el cuerpo y a practicar algunos ejercicios de estiramiento (stretching), ya que los movimientos de este baile requerirán la participación de casi todos nuestros músculos.

• Cuando ya se conocen los pasos básicos, cada miembro de la pareja puede ensayar la secuencia en solitario, incluso sin música de fondo, que en esta primera fase podría confundirnos en lugar de servirnos de ayuda.

• En cuanto ya se sienta mayor seguridad, puede pasarse al baile en pareja, ejecutando los primeros pasos al son de la música.

LOS PASOS

El hombre y la mujer se sitúan uno frente al otro, a unos 20 cm de distancia, con las piernas ligeramente flexionadas. La mano derecha de él ciñe la cintura de la chica, la mano izquierda de ésta se apoya en el hombro de aquél. Con la mano izquierda, el hombre coge la derecha de la mujer, palma contra palma, manteniendo ambas a la altura del hombro izquierdo del hombre. El peso de él recae en la pierna derecha, el de ella, sobre la izquierda.

1. HOMBRE: Desplazar el pie izquierdo 10 cm hacia delante, picando con la punta en el suelo.

MUJER: Desplazar el pie derecho 10 cm hacia delante y picar con la punta del pie en el suelo.

2. HOMBRE: Alzar el pie izquierdo unos 3 cm y picar nuevamente en el suelo, esta vez con la planta del pie.

MUJER: Alzar el pie derecho unos 3 cm y volver a picar nuevamente en el suelo, esta vez con todo el pie.

3. HOMBRE: Llevar el peso a la pierna izquierda y avanzar con el pie derecho, adelantándolo 10 cm respecto del izquierdo y apoyando en el suelo sólo la punta .

MUJER: Descargar el peso sobre la pierna derecha y avanzar con el pie izquierdo, adelantándolo 10 cm respecto del derecho y apoyando en el suelo sólo la punta .

4. HOMBRE: Retrasar 40 cm el pie derecho apoyándolo completamente en el suelo .

MUJER: Retrasar 40 cm el pie izquierdo apoyándolo completamente en el suelo . En este momento los dos bailarines comenzarán a alejarse. El hombre retira la mano derecha de la cintura de ella y la mujer retira la izquierda del hombro de su pareja.

5. HOMBRE: Llevar el peso a la pierna derecha y retroceder con el pie izquierdo unos 40 cm, apoyando toda la planta en el suelo.

MUJER: Cargar el peso sobre la pierna izquierda y retroceder con el pie derecho unos 40 cm, apoyando toda la planta.

6. HOMBRE: Llevar el peso a la pierna izquierda y picar en el suelo con toda la planta del pie derecho.

MUJER: Cargar el peso sobre la pierna derecha y picar en el suelo con toda la planta del pie izquierdo.

7a. HOMBRE: Usando a modo de eje el pie derecho, dar 1/4 de vuelta sobre la punta del mismo en el sentido de las agujas del reloj, picando con el pie izquierdo.

MUJER: Usando como eje el pie izquierdo, dar 1/4 de vuelta sobre la punta del mismo en sentido contrario a las agujas del reloj, picando con el pie derecho.

7b. HOMBRE: Dar otro cuarto de vuelta en el sentido de las agujas del reloj, picando en el suelo con el pie izquierdo.

MUJER: Dar otro cuarto de vuelta en sentido contrario a las agujas del reloj, picando en el suelo con el pie derecho.

8. HOMBRE: Sin moverse de esta posición, reiniciar el ciclo con los pasos 1 y 2.

MUJER: Adelantar 10 cm el pie derecho marcando con la punta en el suelo y llevar a cabo 1/4 de vuelta en el sentido de las agujas del reloj. Retrasar el pie derecho y marcar con la punta del izquierdo, aproximándose al hombre.

LA VERSIÓN ITALIANA

El boogie-woogie se desarrolla en tiempo de cuatro compases, los dos primeros más lentos y los dos últimos más veloces (por ello se necesita hacer una pequeña pausa entre el primer y el segundo movimiento).

• Como ya señalábamos anteriormente, "Tu vuò fa l’americano", la célebre canción escrita e interpretada por Renato Carosone en los años 50, es un ritmo completamente italiano que se inspiró en el boogie-woogie. Para quien desee intentarlo, la versión más actualizada es la que aparece en el filme El talento de Mr. Ripley, de Anthony Minghella., interpretada por Matt Damon y Fiorello.

• También resulta inolvidable la interpretación de Sofía Loren, cantando la canción y acompañándola con pasos de boogie-woogie en la película La bahía de Nápoles. Elvis Presley y Little Richard, por su parte, compusieron numerosos y célebres boogies. El famoso tema Rockin’ Pneumonia & The Boogie Woogie de Piano Smith, es una muestra excelente del boogie-woogie más puro.

LOS BENEFICIOS (9)

En este baile se ven implicados casi todos los músculos del cuerpo. En especial, los brazos y las piernas, que intervienen constantemente durante los cambios de posición de las parejas. Para bailarlo bien se necesitan piernas ejercitadas y resistentes, y también cierta fuerza en los brazos y en los hombros.

CÓMO MOVER LOS BRAZOS

En el boogie-woogie son tan importantes los movimientos de los brazos como los de las piernas, según puede apreciarse en el caso del giro. Los bailarines están de frente, unidos por las manos (la izquierda del hombre, la derecha de la mujer). Para cambiar de posición (mediante los pasos descritos más abajo), también se precisa la intervención de los brazos.

• La mujer se aproxima a su compañero, colocando el brazo derecho sobre el hombro izquierdo del caballero, para intercambiar la posición (7a). El hombre hace otro tanto, "atrayendo" hacia sí a su compañera, desplazando su brazo izquierdo hacia el propio hombro derecho, para a continuación levantarlo al mismo tiempo que el brazo derecho de ella, formando un arco por debajo del cual pasará la mujer.

TACONES BAJOS

Un baile tan dinámico como el boogie-woogie requiere una indumentaria cómoda que favorezca la libertad de movimientos, aunque no pueda recomendarse una ropa en especial para disfrutar de esta actividad.

• Sin embargo, aconsejamos cierto rigor a la hora de elegir los accesorios, evitando pendientes voluminosos, alfileres o hebillas, que pueden representar un peligro para nosotras mismas o para nuestra pareja mientras se está bailando. Además, conviene utilizar zapatos bajos que permitan desarrollar movimientos más veloces, así como desenvolverse con mayor facilidad en la pista durante los brincos y los cambios de posición.

Asesoramiento: BAILES de SALÓN Enric Àngel, GIRONA

NOTAS

(*) En las fotocopias que se me adjuntaron sólo se habla de la banana en este momento y en el subtitular de pie de página, tal y como sucede con el caso del tamuré, al que no vuelve a aludirse en ninguna otra ocasión. Ustedes mismos.

(1).– Traduzco "sempreverdi" (lit., "perennes") por "incombustibles".

(2).– Lo de "caribeños" es de mi propia cosecha. De todos modos creo que el matiz es importante para ubicar geográficamente el fenómeno.

(3).– A lo largo de todo el artículo traduzco "bacino" (lit. "pelvis") por "cadera" o "caderas". (4).– Juraría que en este párrafo hay una errata: se han olvidado de escribir: "[riportare] al [centro] la [gamba] destra (indico los olvidos en cursiva).

(5).– Traduzco "muscoli del busto" por "músculos pectorales".

(6).– Yo mismo, sin ir más lejos. Me temo que, o bien se habrá de contextualizar el apartado entero con algún baile más propiamente español (se podría recurrir a "La Raspa", a "La Yenka" o al inestimable patrimonio de bailes de verano que nos ha legado Georgie Dan), o bien tendrá que presentarse como un baile cualquiera, recuperado de los 60, retocando y/o expurgando algunas frases que lo relacionan en exceso con sus orígenes italianos.

(7).– En inglés, en el original: "El león duerme esta noche".

(8).– "Fusciacca", en italiano. Literalmente, "fajín".

(9).– Este texto, junto al que lleva por título "Los beneficios", pertenece a la pág. 167 (vid. original italiano).



Enric Àngel.

pàgina per imprimir


copyleft Enric Àngel.