Google
 
A mi hijo le sangra la nariz (Epistaxis. Sangrado nasal)

  Mantenimiento: Dr. Francisco González García.

  Especialista en Otorrinolaringología.

 

Página principal

¿Que es la Otorrinolaringología?

¿Dónde nos puedes encontrar?

Información para los padres

Temas que te pueden ser útiles

Otras direcciones de interés

Páginas que me citan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué puedes hacer cuando a tu hijo le sangra la nariz?

¿Qué hará el otorrinolaringólogo?

 

 

En los niños los sangrados nasales o epistaxis son bastante frecuentes, no obstante, estos sangrados son poco importantes y se resuelven espontáneamente.

La causa más frecuente por la que a tu hijo le puede sangrar la nariz es la costumbre que tienen los niños de rascarse y escarbar en la nariz. Este hábito es más frecuente en niños con alergias y picor nasal o en aquellos con costras y sequedad nasal. La observación del niño y la relación del sangrado con esta costumbre manifiestan claramente la raíz del problema. En estos casos mantener cortas las uñas del niño, corregir este mal hábito y realizar irrigaciones nasales con agua salada suele ser suficiente para prevenir nuevas epistaxis.

La importancia del sangrado nasal repetitivo esta en descartar otros problemas de mayor entidad. Cuando tu hijo sangra por la nariz, aunque sea en poca cantidad, de forma repetitiva, debes consultar con un otorrinolaringólogo. El debe descartar un cuerpo extraño en la nariz en niños de corta edad  o un problema de coagulación en la sangre.


¿Qué puedes hacer cuando a tu hijo le sangra la nariz?

Primero que nada hay que tratar de mantener la calma. Ponerte nervioso solo servirá para transmitir la ansiedad a tu hijo y aumentar el sangrado nasal.

Debes sentarlo en una silla  y hacer que flexione la cabeza hacia delante a la vez que presionas las alas nasales con tus dedos a modo de pinza. Esta maniobra tienes que prolongarla entre 5 y 10 minutos. Si al cabo de este tiempo no para la hemorragia nasal la repites de nuevo.

Existe la costumbre de realizar esta maniobra extendiendo el cuello y levantando la cabeza. Esto no lo debes hacer, porque solo conseguirías que la sangre pase a la garganta y el niño la trague o la expulse por la boca.

Si tras la repetición de la maniobra por segunda vez, la epistaxis no cede, debes acudir a tu médico.


¿Qué hará el otorrinolaringólogo?

El otorrinolaringólogo inspeccionará la nariz y tratara de identificar el punto sangrante. Si el origen del sangrado es accesible lo podrá coagular ya sea  por electrocoagulación o con nitrato de plata, aunque esto no siempre es posible, y a veces no es conveniente. Será el otorrinolaringólogo quien determine que es lo mejor para tu hijo.

Si la opción de la coagulación no es posible, o no es conveniente, procederá a efectuar un taponamiento nasal, que puede ser de diferentes materiales. Este taponamiento lo retirará entre las 24 y 48 horas.

Tras controlado el episodio agudo y retirado el taponamiento nasal, ya sin sangre en la nariz,  procederá a realizar un examen más minucioso de las fosas nasales para descartar problemas importantes responsables del sangrado.


ADVERTENCIA: Estas notas son puramente informativas y te ayudarán a conocer mejor el problema que tiene tu hijo y como se resuelve, no pretenden ser sustituto de la visita al médico. Es importante que ante cualquier problema acudas a la consulta de tu otorrinolaringólogo.