Infecciones de Oídos (Otitis Media)

        Mantenimiento: Dr. Francisco González García
        Especialista en Otorrinolaringología

 

Página principal

¿Que es la Otorrinolaringología?

¿Dónde nos puedes encontrar?

Información para los padres

Temas que te pueden ser útiles

Otras direcciones de interés

Páginas que me citan

 

 

 

 

Para ORLs

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

¿Qué es el oído medio?

El oído medio es una cavidad, ocupada por aire, situada detrás de tímpano. Cuando el tímpano vibra, los pequeños huesos situados en el oído medio también vibran y transmiten el sonido al oído interno, donde los nervios llevan la señal hasta el cerebro. Un pequeño tubo llamado trompa de Eustaquio que va del oído medio a la nasofaringe sirve para equilibrar las presiones del oído medio con el exterior. Cuando percibimos en nuestros oídos un chasquido durante el bostezo o al tragar, es que la trompa de Eustaquio está ajustando las presiones dentro del oído medio.


¿Qué es la otitis media?

La otitis media es la inflamación del oído medio. Es muy frecuente durante la infancia. Las bacterias y virus llegan al oído medio a través de la trompa de Eustaquio. La infección del oído medio produce un acumulo de pus y fluidos que presiona sobre el tímpano ocasionando dolor. Como además el tímpano no puede vibrar el niño experimenta pérdida de audición.


¿Qué síntomas produce la otitis media?

La mayoría de las otitis medias ocurren días después del niño haber sufrido un catarro. Si los niños son pequeños y tienen problemas de comunicación debes estar atento a los siguientes síntomas:

  • Muestras de dolor llevándose las manos a los oídos.
  • Agitación.
  • Cambios en el apetito o en el sueño.
  • Fluidos saliendo por los oídos.
  • Dificultad para la audición.
  • Fiebre.
  • Inflamación en la región retroauricular.

¿Cual es el tratamiento de la otitis media?

Debes acudir a tu otorrinolaringólogo si sospechas que tu hijo tiene una infección de oídos. El médico examinará a tu hijo y tratará la infección si existe. El tratamiento debe empezar inmediatamente. Los antibióticos y antinflamatorios es el tratamiento más efectivo para las infecciones de oídos.

Si no existe infección y hay evidencia de pérdida de audición tu otorrinolaringólogo buscará otras causas responsables de su pérdida auditiva..


¿Cuando es necesaria la cirugía en las infecciones de oídos?

Si la infección de tu hijo no responde a los antibióticos o si es crónica es necesaria la cirugía. Su finalidad es aspirar las secreciones existentes en el oído medio y permitir su ventilación.


¿En qué consiste la cirugía del oído medio? 

El paciente debe acudir el día de la intervención en ayunas, desde por lo menos 8 horas antes.

  • La intervención es realizada con anestesia general, lo que significa que será realizada en un quirófano, con la presencia de un anestesista y la monitorización adecuada para que los riesgos sean mínimos.
  • El niño estará dormido entre 10 y 20 minutos.
  • El otorrinolaringólogo llegará al tímpano a través de la apertura del oído, sin necesidad de cortar la piel.
  • El otorrinolaringólogo hace un pequeño ojal en el tímpano a través del cual aspira el líquido contenido en el oído medio.
  • El otorrinolaringólogo puede insertar un pequeño tubo plástico de 1 a 2 mm en el ojal realizado en el tímpano. A través de este tubo drenan las secreciones y se ventila el oído medio.
  • El tiempo total de hospitalización será de 5 a 10 horas.
  • Niños menores de 3 años o con enfermedades crónicas deberán permanecer en el hospital al menos una noche.

¿Qué cuidados hay que tener tras la cirugía de la otitis media?

Los tubos previenen de infecciones de oído gracias a la ventilación que producen en el oído medio. Sin embargo sustancias como el agua conteniendo bacterias y virus pueden entrar a través del tubo hasta el oído medio provocando a su vez infección. Es necesario por tanto, durante el baño tener la precaución de que a tu hijo no le entre agua en los oídos. Los tapones de oídos pueden ser necesario, no obstante si los usas deben ser tapones adecuados, hechos a medida de sus oídos y que sean efectivos. Los tubos deben ser vigilados periódicamente por el otorrinolaringólogo, ya que su obstrucción los haría ineficaces. Los tubos suelen permanecer en el tímpano entre 6 meses y 3 años. Generalmente son expulsados espontáneamente, cicatrizando el ojal realizado en el tímpano. Hay que tener en cuenta que los tubos son eficaces contra la infección mientras permanecen en el tímpano. No son un tratamiento definitivo para la otitis media. Alrededor de un 25% de los niños que han necesitado estos tubos antes de los 2 años, necesitarán los tubos otra vez.

 


ADEVERTENCIA: Estas notas son puramente informativas y te ayudarán a conocer mejor el problema que tiene tu hijo y como se resuelve, no pretenden ser sustituto de la visita al médico. Es importante que ante cualquier problema acudas a la consulta de tu otorrinolaringólogo.