¿Qué es plasma rico en plaquetas?


El plasma rico en plaquetas o PRP, es el plasma sanguíneo con un concentrado de plaquetas. El concentrado de plaquetas que se encuentran en el PRP contiene enormes reservas de proteínas bioactivas, incluyendo factores de crecimiento que son de vital importancia para iniciar y acelerar la reparación tisular y la regeneración. Estas proteínas bioactivas inician la cicatrización del tejido conectivo: huesos, tendones y ligamentos y su regeneración y reparación, promueven el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, y estimulan el proceso de cicatrización de la herida.

¿Cuáles son los factores de crecimiento?

Las plaquetas contienen factores de crecimiento potentes necesarios para comenzar la reparación de tejidos y la regeneración en el sitio de la herida. Factores de crecimiento derivados de plaquetas inician la cicatrización del tejido conectivo, la regeneración ósea y la reparación, promueven el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos y estimulan el proceso de cicatrización de la herida.

¿Qué son los tendones y ligamentos?


Tendones, compuesto por fibras de colágeno, conectan el músculo al hueso lo que hace posible que usted pueda llevar a cabo todos los días todas las actividades físicas. Excesivo daño a los tendones durante un largo período de tiempo hace que las fibras de colágeno en los tendones puedan formar pequeñas "depósitos", condición llamada tendinosis. El daño se produce más a menudo en la rodilla, tobillo, hombro, codo, muñeca, bíceps, tríceps, gemelos y tendón de Aquiles.

Los ligamentos están también compuestos de fibras colágenas, conectando el hueso al hueso, es decir, las articulaciones: tobillos, rodillas, hombros, columna vertebral, etc, otorgando la estabilización de la articulación y el control de la amplitud de movimiento. Un ligamento dañado ya no es capaz de prestar apoyo, el debilitamiento de las articulaciones y la carga del apoyo de los músculos (y de ahí a los tendones), que deben actuar principalmente como motores de movimiento. Tendones y ligamentos pobres obtienen su suministro de sangre, en particular, cuando se conectan a los huesos. Una vez lesionado (esguinces) que no cicatrizan con facilidad y el daño progresa con el estrés del día a día de las distintas actividades. Como resultado de ello los tendones y ligamentos se convierten en ineficientes, los músculos están excesivamente "sobrecargados" causando dolor crónico y la debilidad y el daño adicional. La intervención médica se hace necesaria.

PRP sitios de inyección de la aplicación:


COLUMNA VERTEBRAL.
Parte media y baja de la espalda, el cuello.

HOMBROS.

CODOS.

Muñeca y mano.

CADERA / PELVIS.

RODILLAS.

Tobillo y pie.

ARTICULACIONES artríticas.

¿Cómo funciona la terapia PRP?


Para preparar el PRP, se toma una pequeña cantidad de sangre del paciente. La sangre se coloca en una centrifugadora. El proceso lleva alrededor de 15 minutos y aumenta la concentración de plaquetas y factores de crecimiento hasta un 500%.

El PRP, cuando se inyecta en la zona dañada que estimula el tendón o ligamento, causa una leve inflamación que desencadena la cascada de la curación, ya que como a resultado un nuevo colágeno comienza a desarrollase. Dado que este colágeno madura, comienza a contraerse causando el endurecimiento y el fortalecimiento de los tendones o los ligamentos de la zona dañada.

¿Tiene alguna relación con la cortisona?


Los estudios han demostrado que las inyecciones de cortisona puede llegar a debilitar el tejido. Cortisona inyecciones pueden proporcionar alivio temporal del dolor y detener la inflamación, pero no ofrecen curación a largo plazo. La terapia con PRP cura y fortalece estos tendones y ligamentos. Fortalecimiento y engrosamiento de los tejidos hasta un 40% en algunos casos.

¿Cuáles son los beneficios potenciales?


Los pacientes observan y refieren una mejora significativa de sus síntomas.Esto es, pueden eliminar la necesidad de tratamientos más agresivos a largo plazo, tanto en los aspectos de medicación o cirugía, así como un notable retorno de la función.

¿Qué se puede tratar?


Las inyecciones de PRP se pueden realizar en las todas las articulaciones, los tendones y los ligamentos del cuerpo. Artrosis en cualquier articulación del cuerpo. Lesiones deportivas, articulaciones artríticas, parte baja de la espalda, enfermedad degenerativa del disco y lesiones más específicas incluidas el codo de tenista, el síndrome del túnel carpiano, los desgarros del manguito de los rotadores, fascitis plantar, pueden ser tratados eficazmente con PRP. En particular, todos los tratamientos son complementados con preparados a base de AMINOACIDOS y PRODUCTOS HOMEOPATICOS que ayudan a la formación de ese nuevo colágeno.

¿Cuántos tratamientos son necesarios y cada cuanto tiempo?


Si bien las respuestas al tratamiento varían, la mayoría de las personas requieren de 1 a 3 tratamientos, en ciertos casos algunos más. Cada tratamiento se realiza por espacio de aproximadamente 4 a 6 semanas de separación. No hay límite al número de tratamientos que se puedan realizar en el tiempo de meses o años, los riesgos y los efectos secundarios no cambian con el número de inyecciones. Al ser un producto autólogo (de la propia persona), no existe riesgo de alergia o de reacción grave anafiláctica. "Nadie es alérgico a si mismo".   

¿ES el PRP adecuado para mí?


Si usted tiene artrosis o artritis, o un tendón o ligamento lesionado y los métodos tradicionales no han proporcionado alivio, puede que el PRP sea su solución. El procedimiento es menos agresivo y menos costoso que la cirugía. Se curan con un mínimo de tejido o ninguna cicatrización y se alivia aún más la degeneración de los tejidos. Tendrá una evaluación inicial con su médico para ver si la terapia PRP es la adecuada para su caso.

¿Existen instrucciones especiales?


No debe tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINE) una semana antes de realizar la terapia con PRP y durante todo el tiempo tratamiento.

Inicialmente, en pocos casos puede causar dolor localizado algunos e incomodidad. La mayoría de los pacientes sólo requieren algún analgésico suave para ayudar con el dolor. Hielo y calor pueden ser aplicados a la zona, según sea necesario. Con el suplemento de aminoácidos y homeopatía nuestros pacientes no suelen necesitar analgésicos de tipo químico.

 

                                                               VOLVER