| Inicio |Método de la consulta del Dr. Ortiz | Tipos de Tratamientos | Enlaces |

 

La Magia de las Esencias Florales

El "Lenguaje Materno" de las flores

Algunos de los casos de estudio mas notables en la terapia de esencias florales, son los que involucran niños. Los terapeutas señalan que cuando se eligen las esencias apropiadas los niños responden en forma positiva y extraordinaria generalmente en un periodo mucho más corto que los adultos. Los mismos niños muestran un enorme entusiasmo por estas pociones mágicas a menudo recordándoles a los padres la hora en que deben tomarlas.

Tal vez las esencias trabajan con tal eficacia en los niños debido a que ellos están mas abiertos y receptivos a influencias sutiles. Los remedios florales pueden llegar a aliviar muchos síntomas físicos pero su mayor énfasis radica en los estados más sutiles del ser humano referidos a menudo como el alma humana. El Dr. Bach requirió un reconocimiento fundamental en todo el trabajo curativo esto es que cada ser humano, "...tiene un Alma que es su verdadero Yo".

Un entendimiento de la importancia del alma parece especialmente significativo en el trabajo terapéutico con niños. Mientras los mismos pueden parecer pequeños, en cuanto a estatura física y sólo capaces de dominar gradualmente las fuerzas de sus cuerpos, podemos con seguridad imaginar todo un maravilloso y sublime universo rodeando a cada niño. Como el poeta Wordsworth expresó tan perfectamente, "...Mas siguiendo nubes de gloria venimos; de Dios quién es nuestro hogar. El cielo nos rodea en nuestra infancia".

No hay duda entonces de que la flor puede ser la base de tan maravillosa medicación para los niños (y el niño que todos nosotros llevamos dentro). La flor es la parte de la planta que parece estar esforzándose amparada por el cielo hacia el sol, adornada por un ropaje celestial de forma color y fragancia. La delicadeza y pureza de las plantas florecientes sugiere que la misma Naturaleza está dotada de alma. Ella está allí para proveer una especie de manto o "alma madre" para nuestro desarrollo interior y desenvolvimiento. La Naturaleza es más que la mera conglomeración física de formas y procesos. Su "matriz" es una fuente de vida esencial para la alimentación del alma, así como también del cuerpo físico.

Los niños tienen una necesidad especial de estas fuerzas maternas de la Naturaleza, la cual protege nutre y guía el desarrollo de su yo interior En nuestra cultura tecnológica moderna muchos niños reciben un shock cuando penetran en un ambiente donde las cualidades de la Naturaleza son crecientemente alteradas. Hay muchas formas de ayudar a los niños para el desarrollo armónico de sus fuerzas internas en el mundo físico. Tal vez una de las más suaves y adecuadas sea una terapia natural basada en el "lenguaje materno" de las flores.

Usando las esencias Florales con niños

Las esencias florales deberían ser vistas en el contexto de una aproximación total al cuidado del niño que incluye un ambiente de apoyo y amor en el hogar y la escuela, nutrición sana, y atención médica calificada. Terapeutas profesionales especializados en niños utilizan los remedios florales, y su reputación de suavidad y seguridad los ha hecho una parte indispensable del botiquín del hogar.

Las esencias florales son presentadas en frascos de concentrados. Dos a cuatro gotas del concentrado pueden ser mezcladas en un cuentagotas de vidrio de 30 ml. con agua mineral. Generalmente se toman internamente, aunque especialmente en los niños, dada su receptividad, pueden aplicarse directamente a la piel, o ser mezcladas con cremas o bálsamos. Mezclar 10 a 15 gotas del concentrado en el baño tibio es una excelente forma de usar los remedios, especialmente cuando el niño precisa ser calmado o alentado. Las esencias trabajan con mayor efectividad cuando se toman a intervalos rítmicos, al menos = hora antes de comer. El ritmo standard es de cuatro tomas diarias, siendo las dos veces más importantes a la mañana temprano y justo antes de dormir. En situaciones de emergencia, la frecuencia puede ser incrementada incluso hasta una toma cada media hora. La cantidad ingerida normalmente por aplicación es de cuatro gotas del preparado, aunque muchos terapeutas manifiestan que dos gotas es suficiente para los niños.

Los adultos deberían ser conscientes de las cuestiones del alma que las esencias representan, pero esto no es válido para los niños. No es necesario, e incluso puede ser dañino, "explicar" las esencias en términos psicológicos. Los más pequeños se sienten cautivados por la idea de tomar gotas de las "flores que hacen aparecer las hadas". En realidad, creemos que los remedios florales son mensajes maravillosos del mundo elemental, un tipo especial de "cuento de hadas" en forma líquida (en el sentido poético). Las esencias florales pueden convertirse fácilmente en parte del ritual del cuento para dormir, o al despertar, acompañadas de una vela encendida, o cantando una simple canción a la Naturaleza. Mientras el niño va creciendo, los padres o los terapeutas pueden querer potenciar la acción de las flores con historias que desarrollen artísticamente los temas claves indicados por los remedios, tales como el coraje, sinceridad, o aceptación social.

Decidir qué remedios utilizar con el niño es relativamente sencillo para las situaciones de emergencia o más externas, aunque se requiere una sensibilidad mayor cuando se trata de aproximarse a niveles más internos del alma del niño. Puesto que las esencias no son drogas medicinales, no actúan abrumando la conciencia. En cambio, presentan una impresión etérica, un tipo de cuadro arquetípico para la vida interna del niño, el cual actúa como catalizador. En la medida que el remedio realmente responda a la necesidad interior del niño, podrá realizar su efecto hacia afuera. En este aspecto, las flores son el opuesto de las formas de modificación de comportamiento externas o contemporáneas. Las esencias florales presentan una posibilidad sin precedentes de efectuar una terapia segura, no intrusiva, pero también requieren de un mayor nivel de compasiva perspicacia por parte del que selecciona los remedios.

Puede resultar bastante beneficioso usar algún tipo de conciencia reflexiva o afinación interna que construya un puente con la vida emotiva del niño. Una terapeuta nos ha manifestado que obtiene notables resultados no eligiendo los remedios inmediatamente. En cambio, ella compone un cuadro interno o se pregunta acerca del niño antes de ir a dormir. A la mañana siguiente, se levanta con un sentido intuitivo del remedio correcto que debe utilizar. Algunos padres se sienten en estado meditativo acerca de su hijo que duerme, y sostiene una conversación con sus niveles profundos de conciencia. Aunque puede reunirse información útil acerca del niño, deberían evitarse las entrevistas excesivamente formales. Juego creativo, dibujo, u otras actividades artísticas guiadas, pueden dar una información muy significativa acerca de la vida espiritual del niño.

Es vital para el padre o el terapeuta lograr una plena conciencia de los momentos del desarrollo que el niño está enfrentando. Al igual que las plantas, la vida humana contiene algo oculto y misterioso, que solamente puede ser desarrollado a tiempo mediante cariño y nutrición adecuados. Aunque muchos curadores y científicos sociales han contribuido a nuestro entendimiento de las necesidades especiales del desarrollo del niño, tal vez el Dr. Rudolf Steiner, fundador de las Escuelas Waldorf, nos dé la visión más profunda y viva del proceso de encarnación del niño. Steiner comprendió que la vida humana progresa en ritmos de siete años siendo los más cruciales y sublimes los primeros siete años. Liberado del envoltorio protector que significa el cuerpo de la madre, el pequeño precisa un ambiente de nutritivo calor y armonía. A través del ejemplo y la imitación, el niño aprende literalmente a desplegar su cuerpo físico en la postura vertical, así como también las fuerzas del discurso, hacia un reconocimiento de su propia individualidad o "Yo". Con el cambio de dientes, el niño entra en un nuevo periodo de siete años que le suministra posibilidades de aprender a través de fuerzas espirituales tales como la veneración por los demás, y la reverencia por los secretos y bellezas de la Naturaleza. Los años medios de la niñez requieren de un medio dotado de actividades artísticas y oportunidades sociales, fomentando una vida profunda y rica en sentimientos. Sólo después de haber desarrollado las fuerzas de resolución del cuerpo físico, y las fuerzas sentimentales del corazón, el niño podrá encontrar de una manera saludable las facultades de pensamiento abstracto y juicio, independiente del tercer período de siete años, correspondiente a la adolescencia.

La travesía del niño por los ritmos o periodos de la vida es una materia atrapante que no puede ser discutida en profundidad aquí. Esperamos, sin embargo, que cada padre o terapeuta que use los remedios florales reflexione especialmente en cuanto a lo anteriormente expresado. Al formarnos un cuadro preciso del próximo paso del desarrollo del alma del niño, podemos elegir las esencias florales con mayor exactitud y habilidad.

Problemas Fundamentales del desarrollo

 

Primeros auxilios y apoyo curativo de base

Uno de los Remedios Florales de Bach más conocido es el Rescue Remedy, una combinación de cinco esencias florales que proporciona una calma casi instantánea en muchas situaciones de emergencia. Muchas madres guardan un frasco de Rescue Remedy en el botiquín y en sus carteras para casos de accidentes, u otras vicisitudes que ocurren en el cuidado diario de sus hijos. Aunque el Rescue Remedy es reconocido por sus resultados milagrosos, casi físicamente perceptibles, no es recomendable en general para un cuidado terapéutico prolongado.

La esencia floral de Arnica disipa el shock o trauma, de modo que el niño puede retornar completamente al cuerpo luego de una experiencia conmovedora, especialmente cuando la misma involucra tensión y daño físico. Muchos terapeutas agregan Arnica al Rescue Remedy, mientras otros prefieren usarlo como continuación en situaciones de emergencia. Cuando hay un profundo trastorno emocional acompañado de mucho llanto, Chamomille es excelente para permitirle al niño dormir y restablecer el equilibrio. Arnica y Chamomille son particularmente efectivas cuando se usan juntas, agregadas a un baño tibio para los niños desesperados o frenéticos.

La esencia de Self-Heal es inestimable por su capacidad para estimular los poderes de recuperación del niño. Muchas madres y maestras tienen Self-Heal, mezclada con una crema base, para aplicar tópicamente a cortes, chichones o magulladuras que ocurren tan frecuentemente en los niños pequeños. Cuando se usa internamente, Self-Heal sustenta el contacto del niño con sus fuerzas internas de curación y recuperación del equilibrio después de un trauma. Esta esencia es muchas veces agregada al Rescue Remedy para realzar los beneficios.

 

Disturbios vinculares o Trauma de nacimiento

Varias de las Flores de California han probado notables beneficios en niños que no han experimentado un nacimiento ideal. De estas, la más renombrada es Mariposa Lily. Esta suave y blanca flor crece en el duro y rocoso terreno alpino. Es a menudo llamada la "Madonna de las Rocas" debido a su capacidad de brindar calor y alimento a las almas jóvenes que no han podido recibir un vínculo materno adecuado. Esta esencia puede actuar en cualquiera de las dos polaridades: cuando el niño es muy pegajoso y dependiente o cuando hay algo frío y distante en el. El estudio de casos acerca de Mariposa Lily incluye una amplia variedad de circunstancias, tales como nacimientos por cesárea, hospitalización, separación de la madre en la infancia, niños que no han sido alimentados con el pecho, o fueron maltratados, ultrajados o abandonados, para víctimas de divorcio o peleas de los padres, o niños discapacitados de nacimiento.

California Wild Rose tiene maravillosas cualidades de fortaleza, ayudando al niño a adueñarse de su cuerpo físico y a tomar conciencia de su proceso de encarnación. Es un remedio importante para niños que han nacido con las fuerzas físicas debilitadas, o que deben enfrentar enfermedades importantes durante los primeros años. Shooting Star es también una opción como remedio para el nacimiento, especialmente en el caso de niños que han nacido en forma prematura. Es muy efectiva la combinación de esta esencia con Mariposa Lily.

 

Sensibilidad Emocional

Un remedio clásico para los niños es Chamomille, conocida por muchos padres como un té de hierbas calmante para los cólicos, y como un remedio homeopático. Como esencia floral, Chamomille actúa más directamente hacia los niveles sutiles. Tal como la flor Chamomille con su centro protuberante como el sol, los niños que necesitan este remedio a menudo tienen un centro emocional hipersensible, el cual precisa ser calmado y aplacado para lograr un diálogo. El Chamomille promueve una disposición atemperada y soleada en los niños que están a menudo sujetos a extremas variaciones emocionales y de carácter. Tenemos muchos informes de resultados altamente favorables en el uso de Chamomille con niños diagnosticados clínicamente como hiperactivos. En aquellos que pueden estar estimulados en exceso por muchas impresiones sensoriales juntas, la esencia floral de Dill es muy buena cuando se combina con Chamomille. Muchas madres manifiestan que estos remedios son especialmente beneficiosos en los viajes, o cuando hay demasiadas experiencias nuevas y confusas como para "digerir" apropiadamente.

Otro excelente remedio para los niños necesitados o muy dependientes es Chicory. Algunos chicos necesitan reasegurarse constantemente de su "mundo celestial", como lo sugieren las delicadas flores de color azul "cielo" de Chicory, y pueden sentirse heridos y rechazados con facilidad. Chicory es excelente cuando se combina con Mariposa Lily, puesto que muchos de los problemas de exceso de dependencia se originan en la experiencia vincular con la madre.

Dos remedios muy conocidos por su uso en niños son Yarrow y Pink Yarrow. Estas flores son indicadas para aquellos que parecen demasiado confiados o que pierden la concentración con facilidad. Tales niños viven en la periferia de su ambiente, en vez de en sus propios centros, y pueden mezclarse con cualquier situación emocional o negativa que pueda rodearlos. Yarrow protege a los niños que pueden estar sujetos a pensamientos dañinos u hostiles de los demás, mientras que Pink Yarrow es especialmente importante para aquellos que tienden a ser "esponjas emocionales", absorbiendo fácilmente los pensamientos emocionales y sentimientos de otros.

 

Temor y otros trastornos espirituales

Los sentidos de los niños no son tan apagados o mecánicos como los de la mayoría de los adultos, y ellos viven en un mundo psíquico más activo. Los disturbios en la vida de sueños del niño son experiencias reales y tangibles, que no deberían ser consideradas como sin importancia por los padres. Para los niños con temor a la oscuridad, o que encuentran traumática la situación de ir a dormir, Saint John's Wort puede brindar fuerzas de coraje para encontrar el mundo astral o nocturno. También tenemos numerosos casos de estudio que muestran que esta esencia floral ayuda a los niños que "mojan la cama", dado que esta condiciones a menudo resultado de una vida psíquica excesivamente intensa.

Yerba Santa, que es conocida como una hierba limpiadora de los pulmones, es usada como esencia floral para los niños que parecen retener sus traumas emocionales, y no pueden "exhalarlos" higiénicamente. Tales niños ostentan generalmente una mirada anhelante y melancólica en sus ojos, y parecen tener el pecho hundido. Muchas enfermedades psicosomáticas tales como el asma, que pueden ser rastreadas como un suceso emocional muy traumático tal como la muerte o el divorcio de los padres, según la opinión de numerosos terapeutas, pueden ser aliviadas con Yerba Santa. Un remedio para los temores más cotidianos de los niños es Mimulus. Estos niños a menudo tienen apariencia nerviosa, y pueden ser displicentes o tímidos con respecto a pequeños eventos tales como dominar una nueva prueba física, o visitar nuevos lugares o personas.

Las graciosas y puras flores de Dogwood promueven alivio a los niños que han experimentado abuso sexual, o mental o físico, lo cual puede dañar seriamente sus delicadas psiquis. Tales niños pueden mostrar sentimientos de dureza y frialdad a una edad temprana. También pueden tender a ser autodestructivos, o propensos a los accidentes. Los terapeutas informan que la esencia de Dogwood restablece un estado de gracia e inocencia, evitando que las experiencias traumáticas o de abuso atormenten la vida espiritual del niño. Los beneficios de Dogwood son potenciados cuando se usa en conjunción con Mariposa Lily.

Enfermedades de la niñez

Hay muchas terapias caseras o médicas que deberían ser consideradas cuando el niño encuentra una enfermedad importante. Sin embargo, es también importante que veamos tales sucesos como momentos significativos de crecimiento espiritual para el niño. Cada enfermedad representa una oportunidad especial para que el niño construya nuevas fuerzas. A este respecto, Self-Heal es una ayuda invaluable, permitiendo que la joven alma interprete el mensaje físico de una enfermedad, y responda con inquebrantables fuerzas vitales recuperativas.

Para aquellos niños que han sufrido una larga convalecencia, o parecen prolongar la enfermedad, California Wild Rose es un excelente remedio. La Rosa restablece un interés en la vida, y es muy beneficiosa para aquellos a los que la enfermedad puede causarles una perdida de interés en los asuntos terrenales y corporales. Esta esencia es también usada en niños que muestran poco interés en comer, cuando no aparecen factores fisiológicos para esto. Asimismo, las enfermedades de los niños pueden representar momentos en los que el pasado es dejado atrás, y tanto las madres como los maestros saben cuan diferente se ve y actúa un niño después de tales enfermedades. Un remedio que puede sostener este proceso de transición es el Walnut.

Algunos niños que deben enfrentar circunstancias inusuales o dificultosas, son nutridos por Penstemon. Por ejemplo, un terapeuta físico que trata niños discapacitados, encuentra que Penstemon les proporciona coraje para dominar simples habilidades que otros dan por supuestas. Esta esencia es buena también para niños que puedan tener una época difícil en el colegio, tal vez por ser más lentos o menos coordinados en las pruebas atléticas o académicas

 

Problemas sociales

De las muchas esencias que apoyan el desarrollo social del niño, una de las más significativas es Holly, que está especificada para rivalidades u otras formas de celos. En tales situaciones, el niño siente a menudo que no hay suficiente amor para "continuar". Es particularmente indicado cuando nace un nuevo niño en la familia, o para aquellos que originariamente han recibido mucha atención individual, y ahora deben aprender a compartirla con otros en la escuela o su nuevo ambiente social.

Para los niños típicamente coléricos, que necesitan aprender a utilizar su capacidad de liderazgo para ayudar a los demás, puede suministrarse Vine e Impatiens. El Vine les permite a los niños fuertes de carácter, considerar las necesidades de otros, mientras Impatiens refina las acciones excesivamente impulsivas y desconsideradas de tales niños.

La esencia de Mullein promueve un sentido de sinceridad interna o conciencia, un problema que muchos niños enfrentan durante su segundo periodo de siete años de desarrollo. Las flores de la llamativa, alta planta de Mullein son conocidas en herboristería por ser un buen remedio para los oídos, mientras que el nivel espiritual de esta esencia aliente la "escucha interna", la capacidad de conciencia en los niños, llevando a las fuerzas espirituales de la sinceridad y la altura de carácter.

Las esencias de Violet y Mallow ayudan a los niños que tienden a ser tímidos o dubitativos en la expresión social con los demás. El niño que necesita la flor de Violet tiene a menudo un aire melancólico o delicado, con características físicas tales como manos frías y húmedas, aun cuando internamente sientan un intenso calor. Como la contraída flor de Violet, cuya dulzura es revelada a través del aire y el sol, tales niños son tímidos y necesitan aprender a vivir en la atmósfera social que los rodea. Mallow también imprime tibieza social, para niños que precisan ser alentados a confiar en los demás. Los mismos a menudo se quedan atrás en los juegos u otros eventos sociales, y no encuentran facilidad en hacer amigos.

 

Dificultades de aprendizaje

Muchas dificultades de aprendizaje necesitan atención especializada y conciencia pedagógica, aunque un apoyo para la vida espiritual del niño debería también ser considerado. Larch y Trumpet Vine son considerados como los remedios para las dificultades verbales de los niños. Larch es específicamente para aquellos cuyas dificultades verbales u otras formas de resistencia dubitativa provienen de una baja auto-estima. Trumpet Vine beneficia a los niños con habla poco fluido o tartamudeo, que precisan literalmente proyectar sus fuerzas espirituales sobre su expresión oral.

Madres y maestras han reportado notables resultados con las esencias de Yarrow y Chamomile para niños hiperactivos, que se encuentran incapacitados para concentrarse apropiadamente en sus tareas escolares. Mientras estos remedios ayudan a los niños que están demasiado despiertos, Clematis es para los que están "en la luna", los muy soñadores cuya incapacidad para despertarse completamente puede interferir con su progreso en la escuela. Nuestros casos de estudio señalan a estas esencias florales como un importante apoyo en varios casos de dislexia infantil.

También Impatiens es indicado para dislexia y otros problemas de lectura, particularmente para niños que tienden a saltearse letras en las páginas y encuentran dificultades para seguir directivas. Opuesto a Impatiens se halla el fogoso Cayenne, para niños excesivamente flemáticos, que tienden a perder el tiempo o a trabajar muy lentamente, y no obtienen logros en el colegio. Chestnut Bud ayuda a los niños que se traban y precisan repetir las lecciones una y otra vez, estimulándolos a estar más despiertos a cada experiencia del alma. Finalmente, Iris es una excelente esencia en general para los niños en edad escolar que necesitan desarrollar un mundo interno rico en sentimientos artísticos. Iris está indicada especialmente para aquellos que se sienten frustrados en sus pretensiones artísticas, o cuyas sensibilidades artísticas han sido de alguna manera adormecidas a una edad temprana. Iris, llamada la diosa del Arco Iris por los griegos, llena el alma con un mundo de arco iris rico e interno, lleno de color y sentimiento.

 

Esencias para padres

Las flores para padres y madres podrían perfectamente constituir la base de un artículo separado, puesto que debemos observar una amplia variedad de cuestiones que los padres enfrentan. Aquí solamente cubriremos los temas principales, especialmente los relacionados con la vida espiritual de los niños.

Durante el embarazo es importante para la madre sentirse tan equilibrada y centrada emocionalmente como sea posible, pues muchos de sus sentimientos son directamente transmitidos, o sentidos por el niño. Las esencias de Yarrow y Pink Yarrow son muy importantes aquí, dado que a menudo la madre se sentirá aún más sensible y vulnerable a las influencias ambientales que de costumbre. Manzanita se indica generalmente para la depresión de las mujeres que se sienten feas o alienadas de sus cuerpos, tendiendo a ganar muy poco o excesivo peso durante el embarazo. Mariposa Lily es particularmente beneficiosa con respecto a los vínculos con un hijo no deseado o un embarazo dificultoso.

Antes del embarazo, o en las primeras etapas, Pomegranate puede ayudar a la mujer a decidir entre los polos creativos de la carrera y la vida diaria especialmente cuando hay gran tensión o conflicto. El Pomegranate, un antiguo símbolo de la fertilidad femenina, ayuda a la futura madre a lograr unidad y encontrar significado al creativo acto de sobrellevar al bebé. Tanto Mariposa Lily como Pomegranate pueden ser de gran ayuda para madres que tienden a perder al bebé o dar a luz prematuramente. Los remedios Aspen y Walnut son también muy beneficiosos para padres. Aspen permite a las madres y padres soportar los "temores a los desconocido", especialmente el nerviosismo que acompaña el nacimiento del primer hijo. La esencia de Walnut provee fuerza a la madre que atraviesa las diferentes transiciones durante el desarrollo del embarazo, así como también el nacimiento y trabajo de parto.

Las esencias florales son invalorables durante el nacimiento del bebé. Rescue Remedy es indicado para emergencias o situaciones tensas, dolorosas, que requieren toda la fortaleza tanto de la madre como de los que la asistan. Olive ayuda a la madre a continuar en momentos de profunda fatiga y estrés, especialmente durante el largo y dificultoso trabajo de parto. Borage imprime coraje a las madres que pueden sentirse desalentadas o descorazonadas durante la labor de parto, y Penstemon ayuda a soportar las intensas y desafiantes demandas de la misma.

Aquellos que asisten a la madre necesitan considerar remedios tales como Red Chestnut y Red Clover. Red Chestnut es para aquellos cuya preocupación excesivamente emocional puede realmente estorbar a la madre y su bebé, quienes precisan la calma y fuerza interior de aquellos que los rodean. Red Clover es usada en momentos de extrema tensión o emergencia, cuando la histeria y el pánico pueden dominar la situación, en vez de un control tranquilo y objetivo. Una excelente combinación para dar justo después del parto es Self-Heal, Arnica y Mariposa Lily, para ayudar a la sensación de shock o trauma físico que la madre puede haber experimentado, y apoyar el proceso de vinculación.

Mientras el niño crece, los padres necesitaran permanecer conscientes de sus propias vidas emocionales, en las cuales el niño a menudo se refleja. Chamomille es beneficioso para la joven madre y para el hijo pequeño, puesto que los trastornos emocionales son a menudo transmitidos directamente a través de la leche materna. Para la madre o el padre que pueden estar extremadamente ansiosos o preocupados por su bebé, Red Chestnut puede proporcionar una mayor serenidad. Star Tulip, una hermana de Mariposa Lily, es otro buen remedio para madres, desarrollando las fuerzas positivas de la sensibilidad femenina y la receptividad Star Tulip fomenta especialmente la confianza interna de las madres para escuchar y afinarse a las necesidades de su hijo recién nacido. Para los dificultosos periodos de depresión post-parto, Quince y Walnut pueden incrementar la fuerza espiritual de la madre, de modo que ella pueda hacer una transición positiva que dirija el proceso de desarrollo tanto de la madre como del bebé.

Conclusiones

Las esencias florales no son necesarias en toda situación, ni deberían ser usadas en una forma mecánica y autómata para cada pequeña situación que aparezca. Siempre deberían ser miradas con cierta reverencia y estima, pues sus cualidades especiales nunca pueden ser reducidas a fórmulas abstractas o listas. He deseado compartir con ustedes algunas de las numerosas posibilidades inherentes a este suave sistema terapéutico, sintetizando los casos de estudio y conocimientos de muchos terapeutas diferentes. En definitiva cada situación requiere el criterio juicioso del que se halla en el centro de la experiencia. Cada encuentro puede llevarnos aún más profundamente dentro de los misterios de los niños y la magia de las flores.

Algunos casos con niños

Un niño de cinco años y medio había sido diagnosticado por sus maestras de jardín de infancia y por su pediatra como hiperactivo. Le aconsejaron a la madre tratarlo con tranquilizantes químicos, pero ella se mostró reacia a hacerlo. En cambio, ella intentó algunos cambios en su alimentación, tales como eliminar toda el azúcar en la dieta de su hijo. A pesar de notar algún alivio en los síntomas, el niño aun causaba numerosos problemas en la escuela.

Una amiga le informó acerca de la esencia de Chamomille, y la madre decidió administrársela a su hijo cuatro veces al día por un mes Luego escribió: "... entonces noté un verdadero cambio en él ... considerando que era la época de Navidad, y normalmente se habría comportado en forma totalmente descontrolada, él estaba calmado y bien dispuesto..." Ella se preguntó si era meramente su opinión hasta que la maestra de jardín le preguntó de qué manera lo había tratado. En el periodo de un mes, el niño había pasado de ser ruidoso y molesto en la clase, a obtener premios en la clase por su comportamiento.

Una madre informó que su hijo de siete años y medio estaba experimentando una época difícil en la escuela. Estaba recibiendo ayuda adicional de su maestra debido a sus problemas de expresión, lo cual le había causado dificultades de deletreo, lectura y escritura.

Nos escribió que su hijo estaba extremadamente desilusionado, y que los otros niños se burlaban de él. También comenzó a culpar a los demás y a mostrarse quejoso, tanto en la escuela como en el hogar. Ya no deseaba ir al colegio. Su madre le dio Self-Heal, Larch, Chicory, Wilow y Pink Yarrow A los pocos días comenzó a notar cambios positivos, y en las primeras semanas sus maestros se maravillaban de los extraordinarios progresos que su hijo estaba haciendo. Escribieron en su informe, "Daniel ha realizado un enorme progreso en las últimas semanas. Ha mejorado en cuanto al deletreo y lectura más de los esperado".

Su madre comentó, "fue maravilloso ver a Daniel cambiar de no querer ir al colegio, estar deprimido, desalentado, y reclamando por todo, a estar entusiasmado, sintiendo que todo es posible, y disfrutando la escuela nuevamente".

Una niña de siete años tenía muchos problemas de lectura en el colegio, y los docentes ya le habían diagnosticado dislexia. Era muy delgada y mostraba comportamientos erráticos y nerviosos en clase, incluyendo un tiempo de concentración muy corto y falta de interés en la lectura.

En una visita a los padres, la maestra descubrió que la madre recientemente había contraído un nuevo matrimonio, y en los últimos años había habido muchas situaciones de inestabilidad. La maestra notó que las condiciones de vida en el hogar de la pequeña eran aún bastante caóticas. Consultándole a la madre, la maestra sugirió usar los remedios florales, como así también generar un ambiente ordenado y más calmado para la niña.

Se eligieron las esencias de Yarrow, Pink Yarrow y Clematis, para proporcionar equilibrio a las cualidades extremadamente sensibles y vulnerables de la niña, y ayudar a transformar el ambiente física y psíquicamente caótico en el cual la niña vivía. Se notó un cambio muy positivo en algunas semanas, tanto en la escuela como en el hogar, especialmente en los hábitos nerviosos tales como inquietarse y hablar muy rápidamente. La maestra también trabajó con la niña para lograr tanta atención y concentración en las actividades como fuera posible.

La mezcla de los remedios se continuó por tres meses. Para entonces, la habilidad de lectura de la niña se había incrementado notoriamente, y su interés en la escuela era más vivo y activo. También aumentó de peso durante este periodo, y comenzó a modificar muchas de sus "ñañas" con respecto a la comida. En general, se manifestó un aumento de interés en el mundo físico, y la niña parecía más encarnada en su cuerpo. A fin del año escolar el diagnóstico de dislexia se había revertido en un cien por ciento

El siguiente caso nos fue enviado por un terapeuta infantil que utiliza rutinariamente las esencias florales en sus programas de curación con niños.

Un niño de cuatro años mostraba muchos signos de ansiedad extrema, lo cual era atribuible al abandono por su madre a la edad de dos años, y su consecuente ubicación en un orfanato. Se presentó en la terapia al ser adoptado por su nueva familia. Protagonizaba severos episodios de ataques de ansiedad, pesadillas y comportamiento agresivo con su nueva madre. El pequeño niño no parecía haber desarrollado su identidad espiritual durante el período de nacimiento psicológico, entre los dos años y medio y los tres años. El pequeño aún no decía Yo cuando se refería a sí mismo.

Se le dio Mariposa Lily para ayudarle a reconstruir el vinculo interrumpido durante sus años críticos. Se le agregó Self-Heal como un catalizador para su curación general, y para desarrollar una mayor confianza interna y auto-control. La esencia de Sunflower se incluyó para favorecer la comprensión de su Yo interior, o sentido de individualidad.

Después de dos meses el niño empezó a decir Yo por primera vez, un sentimiento que también fue reflejado en su terapia. Se notaron marcados cambios en su comportamiento general, incluyendo disminuciones en sus explosiones temperamentales, menos temores nocturnos, un aumento de cariño hacia sus nuevos padres, y una mejoría en sus relaciones. A los seis meses y al año se realizaron seguimientos que mostraron un sustento de madurez emocional apropiado para su edad, sin retrocesos importantes ni síntomas de comportamiento regresivo.

Un consejero que combina la terapia del juego en la arena Jungiana con las esencias florales, informó de un caso de una niña de ocho años que experimentaba dificultades para adaptarse a su nueva ciudad, escuela y amigos, cuando estaba lejos de su padre. El objetivo de su madre era trabajar sobre los sentimientos de rivalidad de su hija con su novio, su pegoteo, y sus dificultades a aprender a leer. Se eligió Madia para incrementar su concentración en la lectura, Chestnut Bud para la necesidad de repetir las lecciones una y otra vez, Peppermint para favorecer la conciencia y la alerta mental, Holly para su sentido de competencia de cariño con el novio de la madre, y Bleeding Heart por su adhesión a la madre.

En adición a las esencias, la terapia de juego con arena permitió a la niña resolver sus temores sociales. Sus bandejas de arena describían su deseo y añoranza por su primer hogar (cuando su padre y su madre estaban juntos).

La madre manifestó que su hija había realizado una buena adaptación al colegio, hacía amigos con mayor facilidad y ya no deseaba estar pegada a su madre. Aunque aun experimentaba dificultades en la lectura, su actitud había cambiado. Ahora se veía con más confianza acerca de la lectura, y lo hacia con mayor frecuencia. Hizo dibujos que mostraban cómo se sentía cuando leía delante de la clase, uno que la mostraba radiante y confiada, en comparación con un dibujo "antiguo" en el cual se le veía un poco encorvada y temerosa.

La terapia floral continuo con algunas revisiones, eliminando Bleeding Heart, y agregando Sunflower y Larch para la confianza y dominio de sí misma. Las esencias fueron preparadas con glicerina vegetal en vez de coñac, de modo que ella pudiera "saborear" los remedios.

El siguiente caso nos fue proporcionado por una abuela, con respecto a su nieta de cinco años, que permanecía a su cuidado durante el día.

Cuando la nieta llegó por la mañana estaba desanimada, y no había podido mantener nada, ni siquiera agua, en su estomago por tres días. La abuela le proporcionó Chamomille, Self-Heal, y Yarrow a intervalos frecuentes. Más tarde en la mañana, la pequeña anunció que estaba hambrienta de huevos revueltos, tostadas y cereal. Luego de una fuerte comida, decidió practicar baile. Cuando su madre llegó a las cinco de la tarde, señaló, "no puedo creer que sea la misma niña que dejé aquí por la mañana". La niña continuó tomando los mismos remedios en su casa, donde los miembros de la familia notaron que los elementos de nerviosismo, irritabilidad, y negatividad que había presentado durante las recientes semanas habían mejorado notablemente.

Un médico homeópata y naturista reportó un caso que protagonizó su propio hijo de cinco años, quien estaba teniendo problemas de "mojar la cama". Estos problemas llegaron a un clímax de fiebre y pesadillas nocturnas. Necesitaba estar cerca de su madre constantemente, y estaba muy obsesionado por su temor a un oso que había visto en sus sueños. Los remedios homeopáticos de alguna forma lo ayudaron, así como también el Rescue Remedy. Sin embargo, continuaba "mojando" la cama. También se cubría la cabeza con una frazada de noche y seguía teniendo pesadillas. Simples aplicaciones de Saint John's Wort mejoraron gradualmente el cuadro. Luego de dos meses parecía completamente mejorado. En una ocasión, comenzó a deslizarse brevemente hacia su antiguo patrón de comportamiento. Chestnut Bud en conjunción con Saint John's Wort, le ayudó a recordar y retener la lección. Ahora duerme bien de noche, ya no se cubre la cabeza, y no padece pesadillas. Su problema de "mojar la cama" está completamente superado.

En otro caso ejemplar del uso de Saint John's Wort, un niño de cinco años estaba sufriendo pesadillas, aunque provenía de una familia muy cariñosa, y salud física y emocional era generalmente excelente. Luego de varios días de tomar la esencia de Saint John's Wort comenzó a dormir mucho mejor. Siguió tomando las gotas por un periodo de tres semanas. El terapeuta informó que el niño se había vuelto más tranquilo durante el día. Dormía bien, y ahora le gustaba ir a la cama. Sus dibujos mostraban colores más claros.

Tenemos en nuestros archivos un notable caso de hace muchos años, cuando las propiedades de Mariposa Lily estaban siendo estudiadas. Una mujer manifestó una fuerte e intuitiva atracción por este remedio, aunque no era consciente de sus propiedades. Venia de perder un embarazo, y sentía un intenso pesar, así como también dudas acerca de su capacidad maternal. Utilizó exclusivamente este remedio por espacio de varias semanas.

Primero se sintió liberada inmediatamente del dolor, como si estuviera siendo apoyada o aliviada por una "madre espiritual". Con el paso del tiempo, la mujer sintió la necesidad de contactar con su propia madre, aunque habían estado separadas por muchos años. Sintió, en ese momento, que comenzaba a sanar el vinculo con su madre, el cual había estado interrumpido desde su niñez. Ella comprendió que esto era una poderosa fuente de sus dudas interiores y heridas con respecto a la maternidad. Con el tiempo, consiguió consumar un embarazo con éxito.

 

| Inicio | Mitodo de la consulta del Dr. Ortiz | Tipos de Tratamientos | Enlaces |