BOTELLA
AL
MAR

AÑO IPERIODICO CULTURAL DE "LA PLUMA DEL GANSO"NUM 1

Agosto-Septiembre 1998 (página 3)

EDITORIAL
BOTELLA AL MAR

Toda publicación es como una botella al mar. Mientras la vemos perderse entre las olas, después de haber escogido con cuidado los granos de arena, los guijarros, las conchas y las palabras con las que la hemos llenado, nos preguntamos su derrotero y su destino. ¿Qué manos la descorcharán?, ¿encontrarán los lectores entre sus páginas algún texto que despierte su interés, alguna palabra que sobreviva al fárrago de la puerilidad cotidiana?
Ojalá que así sea. Botella al Mar busca dar una voz a todos los creadores de mérito que por diversas causas no han encontrado un foro en las revistas consagradas, y a la vez servir de herramienta de trabajo para los escritores que se desempeñan lejos de los ambientes académicos, incluyendo artículos que van desde el comentario de los sucesos del mundo cultural hasta la teoría literaria, pasando por los temas más diversos de las humanidades y las ciencias.
Nuestra vocación es universal y plural, lejos de los partidismos y las fobias tan comunes en nuestro medio literario. Queremos dar la bienvenida a nuestras páginas a todos los autores, a todas las corrientes y todas las opiniones, empleando en la selección de trabajos un sólo criterio: la calidad. Así mismo, pretendemos alejarnos del tono solemne y erudito que campea en algunas publicaciones, sin sacrificar por ello la profundidad del contenido. Con este espíritu, hacemos una invitación abierta a todos los creadores que quieran colaborar con nosotros en este proyecto.
Ya estamos en el camino. Quieran los lectores que, como dijo famosamente Cavafis, éste sea largo.

Editor: Dantón Chelén Franulic
E-mail: dchf@supernet.com.mx

DOS VERSIONES DE YORGOS SEFERIS
Botella al mar

Tres rocas, algunos pinos quemados, una capilla, y más arriba
el mismo paisaje copiado que se repite;
tres rocas en forma de pórtico, roídas,
algunos pinos quemados, negros y amarillentos,
y una casucha cuadrada que se entierra en la cal;
y más arriba, muchas veces aún,
el mismo paisaje escalonado,
hasta el horizonte, hasta el cielo del poniente.

Anclamos para reparar los remos,
para beber agua y dormir.
El mar que nos amargó es vasto e insondable
y rueda con su calma infinita.
Entre los guijarros hemos hallado una moneda que jugamos al dado.
El más joven ganó y ha desaparecido.
Volvimos a la nave con los remos rotos.
Botella en el mar

Tres rocas, escasos pinos calcinados y una hermita y más arriba
vuelve a empezar la copia de idéntico paisaje:
tres rocas en forma de portal, enmohecidas,
escasos pinos calcinados, negros y amarillos,
sepultada en la cal una casita
cuadrada y más arriba todavía muchas veces
surge el mismo paisaje en escalera
hasta el horizonte, hasta el cielo que declina.

Aquí anclamos la nave para empalmar los remos rotos, beber agua y dormir.
El mar que nos causó tanta amargura es profundo e insondable,
despliega una bonanza inmensa.
Aquí entre los guijarros encontramos
una moneda y la jugamos a los dados.
La ganó el más pequeño y desapareció.

Volvimos a embarcar con nuestros remos rotos.

MARIO BENEDETTI

Botella al mar

El mar
un azar

Vicente Huidobro

Pongo estos seis versos en mi botella al mar
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles


BOTELLA AL MAR
Periódico cultural de La Pluma del Ganso, Año 1, Agosto-Septiembre 1998.

Calzada de Tlalpan 1171-303, Col. Portales CP 03300, México DF.
Teléfonos: 5532-9816 y 5674-8028
E-mail: dchf@supernet.com.mx
Editor: Dantón Chelen Franulic.
Botella al mar Nº 2 Consejo Editorial: Luis Areán, Rodrigo Quijada, Dantón Chelen.
Asistencia legal: Vera Carranza Páramo.

Edición página Web joldanJosé L. Dasilva N.